Siempre me pregunte, ¿qué sería del rock sin una guitarra? Seguro estaría muerto, pensé. Y sí, ya que escuchar a Día de muertos es una experiencia espiritual. Uno puede acostumbrarse tanto a la guitarra y olvidar que los demás instrumentos también hacen música. Uno puede cometer tan terrible error. Esta banda se formó en el 2010, buscaban experimentar, hacer música original, música inspiradora, sin embargo, por alguna razón perdieron a su guitarrista y sin darse por vencidos siguieron tocando. Me recuerdan a esa vieja leyenda de Paganini y las cuerdas de su violín, a pesar de irse rompiendo una a una, él seguía tocando melodías majestuosas.

Día de muertos se escucha así, con o sin guitarra. Te cala muy dentro, quizá son los potentes bajos, quizá lo abstracto de su concepto o en palabras de ellos mismos «la música siempre ha estado ligada a venerar a los dioses, y que mejor forma de rendir tributo a la muerte». Eso es poder puro, sobre todo en méxico.

Si de verdad quieres escuchar algo diferente ó si te dedicas a gozar la nuevos estilos, esta banda tiene mucho para ti. ¡Qué esperas! Dale Play.

Día de Muertos es:
Bajo: Fernando Castillo
Bateria: Luis Fajardo

Ciudad: Texcoco, EdoMex

Facebook
Instagram
Twitter
Soundcloud