Texto y Fotos por Moisés Lozada

Uno podría asumir que después de la salida de los hermanos González (Eddie y Bugs) Jumbo había llegado a su fin, por fortuna no fue así. Con el lanzamiento de Gran Panorámico en el año 2005 la banda liderada por Clemente Castillo tomó aire y continuó con su carrera, cosa que anoche agradecimos durante su presentación en Dunkelheit, como parte de las actividades que el Circuito Indio trajo a Pachuca.

Han pasado ya varios años desde que la Avanzada regia impulsó a bandas como Jumbo. Actualmente siguen siendo una de las mejores bandas mexicanas en vivo, tocando con mucha energía, proponiendo y defendiendo su lugar en la escena Nacional.

Con discos como Álamo. Canciones de madera Vol.1 (2009) y Alfa Beta Grey (2014) los interpretes de Pequeño gran rockstar han continuado su camino en el Rock Nacional y aunque quizá no vuelvan a lanzar un álbum tan impresionante como lo fuera Restaurant (1999), Jumbo continúa siendo la banda de mis amores frustrados y sueños adolescentes.

Los clásicos “Fotografía”, “Siento que”, “Cada vez que me voy” y “Después” fueron junto a los covers de “Enséñame a olvidar” (Intocable) y “Lo dudo” (José José) parte de una noche en la que la nostalgia se hizo presente, los reencuentros entre viejos amigos bebiendo cerveza, Godínez con corbata que llegaron corriendo después del trabajo y la certeza de que “esta ciudad me va a aplastar, es una sala de espera”.