Hoy Saúl Hernández cumple años, uno de los músicos que más ha aportado a la escena rockera nacional, primero con Las Insólitas Imágenes de Aurora, después Caifanes y para después continuar su carrera con Jaguares y ahora dedicándose a su proyecto solista. Saúl se ha caracterizado por desgarrar el alma en sus letras y haciendo que todos, en al menos una canción nos sintamos identificados con el mensaje que envía.

Este es un pequeño listado de las canciones que deberías oír de Saúl Hernández.

1. Miedo

“Antes que muera, déjame amarte en vida, hasta que el cielo se caiga con nosotros” canción de su disco En el nervio del volcán, del año 1994, en el que Saúl daba muestra de su madurez como compositor y cerraba con palmas la carrera de Caifanes.

2. Fin

“Si yo me fuera antes de amarte, me suicido cayendo al mundo con mis alas y aquí en la tierra te doy mi esencia” El otrora líder de Caifanes resurgiría con Jaguares y en el año 1999 con el álbum: Bajo el azul de tu misterio, nos regalaba “Fin”.

3. La célula que explota

“Hay veces que no dejo de soñarte, de acariciarte hasta que ya no pueda, hay veces que quisiera morir contigo y olvidarme de toda materia, pero no me atrevo”. Del disco Volumen II, ubicado por la gente en mayor medida como el “Diablito”, nos entrega una fusión entre mariachi y rock, convirtiéndola en un clásico de los Caifanes y de aquello que algunos enterados llamaron Rock en tu Idioma.

4. Afuera

“Y uno cree que puede creer y tener todo el poder y de repente, no tienes nada”. El primer sencillo de “El nervio del Volcán” Caifanes colocaba un estribillo más al inconsciente colectivo “afuera tú no existes, sólo adentro”.

5. Detrás de los cerros

“Quiero saber cómo llegar a rozarte el alma y ya, quiero aprender a poder amar y después subir”. El equilibrio de los jaguares del año 1996 es el álbum que nos presentaba las intenciones de Saúl, para continuar en la música.

6. Quisiera ser alcohol

“¿Qué pensarías? ¿Qué dirías? si de la noche soy un pedazo de suelo que flota entre tus sueños, como una perla te saco de lo oscuro, te llamo por tu nombre y digo que no puede ser”. Con tintes de jazz, Caifanes hacía y deshacía, dominaba la escena rockera en México y está canción es la muestra de la innovación.

7. Mátenme porque me muero

“Por sí alguna vez me buscas, estaré eternamente lejos, como para darte sólo flores, te guardaré mil estrellas” del disco homónimo de la banda, Saúl canalizaba el dolor de perder a su madre en esta canción.

8. Como tú

“Y es tan fácil que te hagan daño y en el último suspiro te dejas caer… amor roto” Cuando la sangre galopa vio la luz en 2001, la rola que ahora mencionamos se colocó rápidamente en el gusto del público, si bien Saúl ya no tenía la voz que lo caracterizaba en Caifanes aún

9. Aquí no es así

“Largas vidas siguen velando el sueño de un volcán, para un alma eterna, cada piedra es un altar”. El video de “Aquí no es así” fue dirigido por el cineasta, Carlos Marcovich, hermano del guitarrista de la banda. El nervio del volcán, es parte de la lista, según Sony Music, de los 100 discos que debes tener antes del fin del mundo, publicada en 2012.

10. Ayer me dijo un ave

“Que abrace al miedo con tus sueños, que sea un guerrero de sangre, para que nadie te haga daño”. Caifanes fueron la primera banda mexicana en grabar un Unplugged, aunque esto no fue del todo cierto, ya que la mayoría de canciones fueron interpretadas con instrumentos eléctricos. Aun así, Ayer me dijo un ave es una de las canciones más bellas de Saúl.

11. No dejes que

“Entre los mundos nos haremos viejos, donde algún día estaremos tranquilos” Esta rola fue interpretada tanto por Caifanes como por Jaguares, pero sin duda la versión original es la que muchos preferimos.

12. La Negra Tomasa

Lo que inicio como una broma entre la banda, termino por convertirse en su carta de presentación con el público. “La negra Tomasa” es una canción cubana del compositor Guillermo Rodríguez Fiffe, los Caifanes solían tocarla como cierre en sus conciertos, divirtiendo y sacando de onda a la banda. Sin duda aunque no sea de su autoría, al oírla pensamos inmediatamente en los Caifanes y por ende en Saúl.